No obligues a alguien a comprar tu pluma, busca a alguien que la quiera

Antes la mayoría de las empresas te mostraba que necesitabas su producto, crean un romanticismo para que te casaras con la empresa y fueras un comprador frecuente esto principalmente lo hacían porque era difícil abarcar mercado y la publicidad que hacían era muy costosa y poco efectiva por lo que tenían que enganchar a las personas, lo malo de esto es que los clientes terminaban insatisfechos, todo por crear una “necesidad” innecesaria.

Es por eso que nosotros tenemos que hacer todo lo posible para crear una buena experiencia a nuestros clientes potenciales y al hacer eso lo que tenemos que hacer es darle algo que le sirva, a nadie le gusta que le vendan eso es seguro, todos quieren obtener un beneficio si deciden invertir tiempo en ello, lo que nosotros tenemos que hacer es segmentar a las personas que les vamos a ofrecer nuestro producto/servicio, y aportar la mayor cantidad de valor posible para así incrementar las posibilidades de una venta futura